Guía básica del blackjack

Blackjack - Guía básica del blackjack

El Blackjack - Estrategia de juego básica y consejos

Como jugador, tienes que utilizar cualquier posible ventaja que pueda incrementar tus posibilidades de salir ganando. Existe una concepción general ampliamente aceptada que dice que la casa siempre gana, sin embargo esto no siempre es del todo cierto. Hay varios métodos que pueden ayudarte a reducir de forma significante la ventaja de la casa. No obstante deberás ser muy cuidadoso y seguirlos al pie de la letra si quieres que sean efectivos. Además, los beneficios de seguir una estrategia predeterminada solo tienen resultado a largo plazo. Por este motivo, necesitarás un presupuesto bastante elevado para este tipo de prácticas. 

Captura de pantalla de un juego de blackjack en 888casino.es.

Aumenta tus probabilidades- Sigue una estrategia

El blackjack ofrece el máximo porcentaje de devolución al jugador si se juega de forma perfecta. El factor de la probabilidad siempre está presente, pero si estás familiarizado con el juego sabrás cuando tienes ventaja. Durante los últimos 60 años han surgido numerosas estrategias que garantizan grandes premios. Al contrario que otros juegos de casino, el blackjack permite al jugador decidir cuál será su próxima acción, por ejemplo pedir, plantarse, dividir, doblar o abandonar. Sin embargo no todos los tipos de blackjack permiten todas estas opciones y además acciones como pedir carta o plantarse no pueden realizarse en todos los casos. Debido a la naturaleza del blackjack a veces tendrás que darle emoción al juego haciendo apuestas más altas.

Ten en cuenta que estamos hablando de estrategias que dan sus frutos después de un tiempo de juego. El crupier siempre tiene la oportunidad de conseguir blackjack, no obstante nosotros queremos reducir las pérdidas en el caso de que esto ocurra. No ganarás siempre, pero queremos que lo hagas lo más frecuentemente posible.

La estrategia básica del blackjack es fácil de comprender. Además, con algo de práctica no te costará dominarla. A partir de aquí, intentaremos explicar todos los detalles de la forma más simple posible. 

Estrategia básica (4-8 cubiertas)

La estrategia básica del blackjack se ha vuelto muy popular debido a su simplicidad. Es muy fácil de entender, sin embargo para aprenderte las reglas de memoria tendrás que practicar. La forma más fácil de aprender estas normas es practicar, practicar y volver a practicar.

Las decisiones que haces siguiendo las normas de esta estrategia básica se basan en un juego individual óptimo, mientras que las jugadas que realizas contando cartas requieren mantener un gran nivel de atención todo el rato.

Antes de pasar a explicar las normas básicas que deberás memorizar intentaremos explicar la lógica que existe detrás de este plan de juego.

El crupier, por norma, deberá pedir carta hasta que su mano sea igual a 17 o más. Muchos jugadores no consideran esta regla y solamente se fijan en su mano e intentan acercarse lo máximo posible al 21 o directamente conseguir el blackjack. Esta es una jugada ilógica y arriesgada. Tienes que jugar con tu mano pero también tienes que tener en cuenta siempre la mano del crupier. 

RETIRARSE

Lo primero que has de saber es cuándo retirarte. No pienses en seguir jugando si tienes una mano de 16 y el crupier una de 9, 10 o A. Si el crupier tiene un As y tú un 15 también deberías retirarte. Las posibilidades de que el crupier obtenga una mano mayor que 16 o incluso un 21 son tan altas que no vale la pena correr ese riesgo. Puedes reducir la ventaja de la casa con simplemente no hacer ninguna jugada prematura y sin fundamentos. Ten en cuenta que esta regla excluye un par de 8s.

DOBLAR

Si decides doblar tu apuesta solo podrás recibir una carta más. Por lo tanto si tienes una buena mano y el crupier no ésta es una buena oportunidad para reducir la ventaja de la casa. Te recomendamos doblar tu apuesta cuando:

-Tienes una mano dura de 9 y el crupier tiene entre 3-6 puntos.

-En general cuando tienes una mano dura de 10 (excepto cuando el crupier tiene un 10, J, Q, K o A).

-En general cuando tienes una mano dura de 11 (excepto cuando el crupier tiene también un As).

-Tienes una mano blanda de 13 ó 14 y el crupier tiene entre 5-6.

-Tienes una mano blanda de 15 ó 16 y el crupier tiene entre 4-6.

-Tienes una mano blanda 17 ó 18 y el crupier tiene entre 3-6.

DIVIDIR

Te recomendamos que dividas en los siguientes casos:

-Cuando tengas dos Ases y dos 8s. Si no divides tus 8s acabarás con 16 puntos y las reglas dicen que tienes que plantarte con una mano dura de 16.

-Cuando tengas dos 2s y dos 3s y el crupier tenga entre 4-7 puntos. También te recomendamos dividir cuando el dealer tenga entre 2-3 puntos si puedes doblar tu apuesta después de dividir (algunas variantes del blackjack no lo permiten).

-Cuando tengas dos 4s y el crupier tenga un 5 o un 6 y esté permitido doblar tu apuesta después de dividir tus cartas.

-Cuando tengas dos 6s y el crupier tenga entre 3-6. También cuando el crupier tenga un 2 si puedes doblar tu apuesta después de dividir.

-Cuando tengas dos 7s y el crupier una mano de entre 2-7.

-Cuando tengas dos 9s y el crupier de 2-6 y/o de 8-9.

JUGAR O PLANTARSE

Según estas reglas básicas deberás pedir una carta más para seguir jugando en las siguientes situaciones:

- Cuando tengas una mano dura de 11 puntos o menos.

- Cuando tengas una mano blanda de 17 puntos o menos.

Por el contrario deberás plantarte cuando:

-Tengas una mano dura de 12 y el dealer tenga una carta de valor comprendido entre 4-6.

-Tengas una mano dura de entre 13-16 y el dealer tenga una carta de valor de entre 2-6.

-Tengas una mano de 17 o más.

-Tengas una mano blanda de 18, excepto cuando el crupier tiene un 9, 10 o A.

-Cuando tengas una mano blanda de 19 o más. 

No sigas los buenos presentimientos

Aunque puedas estar tentado de correr un riesgo que no puedes asumir pero que potencialmente puede llevarte a ganar, no lo hagas porque lo más probable es que éste conlleve unas consecuencias desastrosas. Mantén la calma y ve poco a poco. Una vez que te sientes en la mesa deberás pensar con claridad y tratar de no sucumbir ante los arrebatos emocionales.

Recuerda que el objetivo del juego no es conseguir Blackjack ni acercarte tanto como puedas al 21, sino ganar al crupier. Necesitarás aprender a saber cuándo puedes tomar decisiones arriesgadas y cuándo es mejor que no lo hagas. 

Conclusión

Te recomendamos que nunca bebas cuando estés jugando al blackjack o a cualquier otro juego de mesa, especialmente si lo estás haciendo por dinero o porque quieres probar una nueva estrategia. Mantén siempre una actitud conservadora cuando se trate de administrar tu dinero. Si estás utilizando algún sistema para contar cartas intenta pasar desapercibido y disimular, la responsabilidad última recae sobre tus hombros.

Contar cartas requiere mucha práctica. Tienes que parecer tranquilo mientras estás haciendo múltiples operaciones y tomando muchas decisiones importantes a la vez. Si quieres pasar un buen rato y ganar algo de dinero te recomendamos que pruebes la estrategia básica. Con el tiempo también podrás probar algunos de los métodos de conteo de cartas. ¡Mucha suerte y disfruta jugando al blackjack!