Ash Gaming software: casinos y tragaperras

Ash Gaming

Información general

La compañía Ash Gaming lleva en el Mercado más de una década. Fue fundada en el año 2000, sin embargo, tuvieron que pasar 2 años más hasta la compañía empezara con sus actividades. Ash Gaming ha sabido mantener desde entonces una buena reputación dentro del sector del juego. En el año 2011 ésta fue adquirida por uno de los proveedores líder en el mercado: Playtech. No obstante, Ash Gaming continúa manteniendo su independencia en cuanto al diseño de sus juegos.

La sede de esta compañía se encuentra en Londres, en el Reino Unido, y aunque no cuenta con una gran plantilla de trabajadores esta empresa se las ha sabido arreglar muy bien en este sector tan complejo y competitivo.

La plataforma y sus productos

Todos los productos de Ash Gaming están diseñados para ser utilizados desde una página web, sin necesidad alguna de descarga. Lo único que necesitarán los usuarios es acceso a un navegador que disponga de algunas actualizaciones del programa Flash. Por el momento, los juegos diseñados por este software solamente están disponibles para su uso a través de un ordenador. De esta forma queda descartada la utilización de Smartphones y tabletas.

A lo largo de los años Ash Gaming ha ido mejorando la calidad de sus juegos. Algunos de sus productos estrella se inspiran en clásicos del cine y de la televisión. Es el caso de las tragaperras Monthy Python’s Life of Brian, Jekyll & Hyda o Adventures in Wonderland. También podemos destacar otros títulos como Who wants to be millionaire (¿Quién quiere ser millonario?) o X Factor.

Ash Gaming

Ash Gaming Tragaperras

Seguridad y transparencia

La compañía de software Ash Gaming está regulada y licenciada por la UK Gambling Comission. Esta licencia le permite a la empresa ofrecer sus productos a una amplia cantidad de jugadores de diferentes regiones. Asimismo, todos los juegos desarrollados por Ash Gaming están sometidos regularmente a controles de seguridad y calidad. De esta forma queda garantizada una experiencia de juego segura y de confianza.