Licencia de juego de Chipre

Chipre

El juego, los casinos y apostar en Chipre

Chipre es una pequeña isla situada en el mar mediterráneo que cuenta con la peculiaridad de pertenecer mitad a Turquía mitad a Grecia. Desde hace ya años (antes de que se prohibieran los juegos de azar en la parte griega de Chipre), muchos jugadores escogían ir a apostar al norte de Chipre, es decir a la parte turca, ya que allí la libertad de juego era mayor que en el sur (la parte griega) y la oferta de casinos era también mucho más amplia.

Hemos de señalar que Chipre pertenece a la Unión Europea desde el año 2004. Por aquel entonces los juegos de azar no contaban con grandes restricciones y el juego online no estaba regulado. Por este motivo, muchos de los operadores europeos decidieron aprovechar este vacío legal que proporcionaba la isla de Chipre y beneficiarse de las licencias concedidas por este territorio. El organismo encargado de la concesión de dichas licencias era la National Gaming Authority. Ante esta descontrolada situación y a modo de respuesta Chipre aprobó la Betting Act 2012.

Los efectos de la Betting Act 2012

Esta ley supuso la regulación de los juegos de azar y el cese de la concesión de licencias. Asimismo, con motivo de esta nueva ley, los casinos físicos y online quedaron prohibidos dentro del territorio chipriota. No obstante, los jugadores residentes en Chipre pudieron seguir apostando online gracias a webs internacionales. La otra alternativa que les quedaba era dirigirse a la turca de Chipre, donde todavía podían encontrar establecimientos de juego físicos.

El juego legal en Chipre y la National Gambling and Casino Regulatory Authority

Después de 4 años de prohibiciones, el gobierno de Chipre junto con la National Gambling and Casino Regulatory Authority se encuentra actualemente inmerso en negociaciones con el objetivo de abrir el primer complejo Casino Resort de la parte europea de Chipre. Lo que está claro es que si finalmente este proyecto sigue adelante se adoptaran todo tipo de precauciones y medidas de seguridad. Esta decisión supondría un primer paso hacia una regulación más tolerante y claramente positiva para los jugadores chipriotas. Parece ser que finalmente se volverán a conceder licencias y el juego volverá a ser popular en la isla de Chipre. Todo esto con el apoyo del gobierno, que buscará hacerlo de forma responsable y regulada. Estamos atentos para ver cómo evoluciona el proceso.